¿CÓMO ERRADICAR LA ALTERNATIVA DEL DIVORCIO?

Muchas personas se casan pero manteniendo en la mente la posibilidad de que si algo sale mal, estará la alternativa de la separación. Quisiera denunciar cuán peligroso es este pensamiento ya que al momento de la crisis será una plataforma o una puerta semi abierta para tomar el camino del divorcio.


Veámoslo de esta manera:


Imaginemos que te meten en una habitación totalmente cerrada en donde hay solamente una puerta y junto a vos ponen a un animal salvaje. Quizá puedas evaluar el intentar relacionarte con el animal pero con una mano sosteniendo el picaporte para salir en cualquier momento. No te arriesgarías a que poner en peligro tu vida teniendo una puerta a tu alcance. Pero imaginemos de repente que esa puerta no existe; en ese caso, harías todo lo necesario para enfrentar y resolver esa situación.


Muchas veces algo similar ocurre en nuestro matrimonio, pareciera que la crisis es como un gran animal que pone en peligro nuestra existencia (y no estoy hablando de violencia sino de conflictos en el seno matrimonial) y consideramos como una opción la posibilidad de ponerle fin a la relación cuando con un poco de esfuerzo se podría resolver.


Las personas han perdido mucha capacidad de esforzarse en el relacionamiento esperando que el otro sea un objeto que satisfaga mis necesidades y deseos y es por ello que terminamos frustrándonos y fracasando. Pensamientos como “el otro no es lo que esperaba”, “esta relación no es lo que yo pretendía” dan inicio a que dejemos de luchar y comencemos a considerar la posibilidad de una división familiar.


Hoy quisiera animarte si este tipo de pensamientos son una alternativa en tu vida a que erradiques la idea de separarte.

No porque no puedas hacerlo sino porque también existe la posibilidad de permanecer. Construí en el esfuerzo del diálogo y al menos que haya un peligro real (de violencia y agresiones en donde la integridad está en riesgo) hacé todo lo necesario para preservar tu familia, los proyectos en común, el bien de tus hijos.


Edifiquemos una sociedad que tenga un buen futuro.



2 vistas